El escote perfecto no es sólo cuestión de genética y curvas, el sujetador es una parte muy importante a la hora de realzar tu pecho o disimularlo. Un buen sujetador hace que saques el máximo partido a tu pecho. Aquí tienes una serie de consejos para que elijas el modelos que mejor te sienta según la forma de tu cuerpo.

Los sujetadores push up son perfectos para mujeres con tallas entre la 85 y la 95 en caso de escotes cuadrados y cortes imperio, así como un escote en V más provocativo. En este caso, centra el busto, lo levanta y lo coloca en su sitio logrando un pecho natural pero realzado.

En el caso de escote palabra de honor es muy necesario no llevar tirantes. Por ello, los sujetadores “bandeau”, sin tirantes y con la copa baja son la única opción para este tipo de escote. Si es posible, intenta que incluyan una banda de silicona que se pegue al pecho para evitar la sensación de que se baja constantemente.

Si llevas un escote asimétrico, halter o a la espalda, la opción ideal es un sujetador multiposición que te permite mover y cambiar los tirantes, cruzarlos e incluso abrocharlos a la cintura. En función de cómo sea tu top, camiseta o vestido debes elegir una posición u otra para que nunca quede al aire tu ropa interior.

En el caso de los escotes abiertos, lo perfecto son los sujetadores balconette que tienen la copa baja y recta y los tirantes separados entre si.

Recuerda que los más importante es ir cómoda y que no se vea tu ropa íntima.