Lo primero que debes recordar es que el embarazo es algo temporal, no dejes que afecte a tu autoestima. Aquí tienes unos consejos para seguir viéndote guapa aunque estés embarazada.

  • La comodidad está por encima de todo durante estos nueve meses. Cuando vayas a comprar ropa, compra aquella que te vaya bien en el momento y algo que te vaya un poco grande para el futuro próximo.
  • Busca ideas en las tiendas de maternidad o en mercerías, ya que cuentas con soluciones como gomas elásticas, velcro o gomas con botones que puedes utilizar para seguir usando tu ropa de siempre. Un recurso que da muy buen resultado es llevar los pantalones con la bragueta totalmente abierta y una goma elástica cosida para que tape y aporte elasticidad a la cintura del pantalón.
  • Aprovecha ropa que ya tengas y te vaya un poco grande o algún jersey o camisa de tu pareja, ya que tampoco es muy rentable cambiar todo el armario para este periodo de tiempo.
  • La cintura debe ser cómoda y ancha, cambia la goma de la cintura de las faldas y los pantalones por un más elástica o incluso un cordón. De esta manera, no llegará a apretarte, por otro lado si usas medias que sean de lana o algodón y con la cintura ancha para que aprieten en exceso.
  • Utiliza ropa hecha con tejidos naturales: algodón, lana o seda. Es más cómoda que la ropa con tejido sintético y son mejores si hace calor.
  • Superposición de prendas, es preferible llevar dos prendas finas que una gruesa. Así, si en algún momento tienes calor o estás incómoda, puedes quitarte una de las capas.
  • Evita los estampados y las rayas ya que cuando la figura empieza a redondearse y la barriga empieza a crecer, los estampados y las camisetas con rayas suelen resaltar aún más las diferencias. Por ello, las prendas básicas de color liso suelen ser las más favorecedoras en estos momentos.

Con estos consejos conseguirás vestirte durante el embarazo para estar guapa y cómoda, por cierto ¡enhorabuena mamá!